• Principal

    Comunicado de valoración sobre la huelga del 16 de octubre.

    • Éxito de seguimiento global por encima del 82%

    18/10/2017.
    Concentración dell día de huelga.

    Concentración dell día de huelga.

    COMUNICADO DE LA FEDERACIÓN DE ENSEÑANZA DE CCOO DEL EXTERIOR SOBRE LA HUELGA GENERAL DEL EXTERIOR DEL 16 DE OCTUBRE.

    Ayer 16 de octubre había convocada una huelga general para todo el personal laboral en el exterior. El seguimiento global ha sido de más del 82% y podemos considerarlo un éxito rotundo. En algunos casos, la huelga ha llegado a ser secundada por el 100 % del personal.

    Las reivindicaciones principales eran de carácter económico: 9 años de congelación salarial han supuesto en muchos países pérdidas salariales por encima del 50%. Otras reivindicaciones hacían hincapié en temas de seguridad social, pensiones y respeto a las normas internacionales. En este sentido, se da la circunstancia de países donde las retribuciones de nuestros empleados públicos no alcanzan el salario mínimo interprofesional del país en cuestión, como es el caso de Suiza o Australia.

    Para el Instituto Cervantes la Federación de Enseñanza de CCOO del Exterior tenía una serie de reivindicaciones específicas como el desbloqueo del acuerdo de Brasil, subidas salariales según el IPC de cada país, especialmente en los casos más graves, homogeneización de trienios, solución al problema de la Seguridad Social en la Unión Europea, reconocimiento de la antigüedad como profesor colaborador y un plan de empleo que reduzca el número de contratados como personal colaborador.

    El seguimiento de la huelga no ha sido homogéneo dada la amplitud de la convocatoria pero hay que destacar América del Sur, Europa y Australia. También ha contado con el apoyo de sindicatos de los países como en Italia y Marruecos. El personal laboral del MECD ha seguido la huelga de manera mayoritaria sobrepasando el 80% de media y con el 100% en algunos centros como el de París o el Liceo de Roma. Los compañeros de Italia han sido un ejemplo de buen trabajo sindical y coordinación entre los centros Cervantes y del MECD y de movilización en los medios de comunicación además de contar con el apoyo y la solidaridad de sindicatos italianos. En Colombia nuestros compañeros del Instituto Español Reyes Católicos no han podido hacer huelga por ser fiesta nacional pero el seguimiento hubiera sido mayoritario.

    En los Institutos Cervantes el seguimiento global ha sido superior al 52%. En algunos centros como Tel Aviv, Curitiba, Salvador de Bahía, Porto Alegre toda la plantilla convocada ha secundado la huelga. En Dublín donde estaba comprometido un seguimiento del 90% se cerró el centro por problemas de seguridad debido al huracán. También ha sido importante (entre el 50% y el 80%) la incidencia de la huelga en los centros de El Cairo, Bremen, Múnich, Roma, Utrecht, Burdeos, Nápoles, Brasilia, Sao Paulo, Río de Janeiro, Nueva Delhi, Pekín, Burdeos, Chicago, Milán, Praga y varios más.

    La Federación de Enseñanza de CCOO del Exterior, considera un gran éxito está movilización y exigimos al Instituto Cervantes y a la Administración en General que se siente a negociar unas subidas salariales que saquen de la precariedad a tantos y tantas trabajadores en países donde se ha disparado el IPC. Así mismo la Federación de Enseñanza de CCOO del Exterior exige a la Administración y sobre todo al Ministerio de Hacienda y Función Pública, a través de la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR), que desbloquee el acuerdo firmado con el Instituto Cervantes sobre los profesores de Brasil y cumpla de una vez y por todas con los mecanismos de actualización salarial del personal laboral del servicio exterior, previstos tanto en los Presupuestos Generales del Estado como en el Acuerdo Administración-Sindicatos del año 1990. Por último exigimos al Instituto Cervantes que abra una mesa de negociación para abordar los problemas específicos de sus trabajadores. Entre otros y por citar uno de los más graves el hecho de que los trabajadores de Dublín no tengan asistencia sanitaria.