• Principal

    Explosiones junto al Instituto Cervantes de Orán

    • Graves incidentes que se suman a la histórica y y degradada situación del edificio hasta límites insostenibles.

    La Federación de Enseñanza de CCOO del Exterior denuncia el último y gravísimo incidente que se añade a la lamentable situación de la sede del Instituto Cervantes de Orán. Tanto las imágenes como el vídeo hablan por si solos. Exigimos una solución inmediata y unos locales dignos para la sede del Instituto Cervantes de Orán.

    11/03/2018.
    IC de Orán.

    IC de Orán.

    El Instituto Cervantes de Orán se trasladó a la actual sede en febrero de 2007. Para ver la situación de la anterior basta con acceder a las imágenes que ofrecemos en el enlace adjunto y que hablan por sí solas. Es el mismol edificio en el que todavía sigue la sede y pese a las reiteradas promesas de todos los directores que han pasado por aquí de trasladarse a un entorno menos mísero, inseguro y marginal. En su día se escribieron sendos informes comunicando las deficiencias del centro y la inseguridad del barrio en qu se ubica. Se enviaron al administrador de Argel con copia al director del que depende este centro. Según parece, o no llegaron a Madrid o no causaron efecto. Un año después, aproximadamente, vino una auditoria y se volvió a comunicar lo que ya se había escrito pero también se hizo caso omiso.

    Ahora se vuelve a denunciar antes de que sea demasiado tarde. El centro carece de luces de emergencia, y en un par de ocasiones alumnos y profesores han tenido do que bajar alumbrándose con los móviles; pero eso no es lo peor, lo peor es que si hubiera un incendio (ha habido a lo largo de estos años un par de sustos con los cuadros eléctricos) podrían morir todos dentro dado que en todas las ventanas que dan a la calle hay rejas y las otras dan a un patio rodeado de un muro de unos 20 metros de alto que hace imposible cualquier salida. Lógicamente tampoco hay plano de emergencia y ni siquiera se cumplen con los requisitos mínimos ni el permiso de los bomberos para hacer uso público de este edificio concebido en su día como pisos familiares. Todo ello por no hablar de que el 80% de los trabajadores carece por completo del más elemental de los seguros.

    El pasado jueves una profesora se quejaba de que una alumna suya había sido apedreada a escasos metros del centros sin que la policía ni el servicio de seguridad hicieran nada. Otro día una profesora fue seguida y acosada hasta la mismísima puerta del centro y tuvo que pedir ayuda al de seguridad. Los robos en los coches que allí aparcan son una constante y todo esto genera mucho malestar ya que los alumnos se quejan a los profesores puesto que son los que dan la cara ante ellos.

    El martes  pasado, a las 19 h. con todas las aulas ocupadas, puesto que es la franja de mayor asistencia, se oyeron reiteradas explosiones. Desde las ventanas que se asoman al patio se veía fuego a tan solo dos calles del Instituto. El fuego se reavivaba con cada nueva deflagración. Ante las caras de pánico y el temor a que fuera el gas y se incendiara también nuestro edificio se dio la orden de desalojar el edificio. Para hacerse una idea puede verse el vídeo adjunto, uno de los tantos que hicieron los alumnos y que ya inundan las redes sociales. Setenta bombonas de butano explotaron. De momento hay dos jóvenes muertas. El barrio todavía huele a humo y en las caras de los trabajadores se refleja el miedo y la indignación. Ante la gravedad de los hechos pedimos que se tomen medidas urgentes.